luminocidad-del-rostro-min

Tips para recuperar la luminosidad de tu rostro

¿Quién no quiere un cutis que irradie buena salud? Pero, ¿qué es la luminosidad y cómo puedes conseguirla? Ese codiciado brillo que buscan muchas mujeres es el resultado de la luz que se refleja en la piel del rostro. Cuando la superficie de tu piel no está lisa, el brillo desaparece.

Aquí hay cuatro razones por las que la piel de tu rostro no tiene esa luminosidad que tanto deseas:

● No tienes un tono de piel uniforme.
● La textura de tu piel es desigual, es decir, tienes la piel áspera y seca, los poros abiertos, puntos blancos profundos, viejas cicatrices de acné, etc.
● Tu piel facial está perdiendo soporte estructural. A medida que la grasa debajo de la piel se mueve y se desplaza con la edad, se crean valles y colinas que evitan que la superficie de la piel se vea suave y tersa.

¿Qué puedes hacer para recuperar la luminosidad del rostro?

Asegúrate de comer y dormir a tiempo y sin estrés. Tu salud general y tu estado de ánimo también contribuyen a una piel radiante. Una vez que hayas ordenado esto, puedes incluir los siguientes pasos en tu régimen de cuidado de la piel.

● Exfolia regularmente la piel de tu rostro con un exfoliante suave. Puedes elegir entre un lavado facial a base de espuma con finas cuentas exfoliantes o hacer un exfoliante en casa con azúcar y miel o yogur (asegúrate de que los granos de azúcar tengan una textura fina).
La exfoliación elimina las células muertas de la piel y ayuda con los poros abiertos y las cicatrices del acné. No ignores tus labios, ¡ellos también necesitan exfoliación!
● Hidrátate bien. Podrías usar una fórmula más fuerte si tienes líneas finas y arrugas.
● Come diariamente alimentos ricos en antioxidantes como la vitamina C.
● Usa un protector solar (con SPF 30 o superior) todos los días, sin falta. Esto evita que las irregularidades del tono de la piel empeoren.
● Usa una mascarilla para aclarar tu piel si tienes un tono de piel desigual.

Complementa tu rutina con aceite facial hidratante Oro Puro (24k)

Este es el complemento perfecto para tu rutina diaria de belleza. Úsalo como hidratante en la mañana y en la noche o como primer elemento del maquillaje. Así recuperarás la luminosidad que habías perdido de tu rostro. Y lo mejor es que no deja sensación grasa sobre la piel y da un acabado increíblemente hidratado.

Además, este aceite disminuirá la apariencia de las arrugas, las pequeñas imperfecciones, y tiene un efecto regenerador y reparador para tu piel.

¿Qué esperas para recuperar la luminosidad y la belleza de tu rostro?

También te podría interesar:

CONOCE LOS FACTORES MÁS COMUNES QUE PRODUCEN MANCHAS EN LA PIEL

 

TIPS PARA LOGRAR UN BRONCEADO PERFECTO

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra
Ir arriba