Cómo cuidar tu piel en clima frío

¡Cómo cuidar tu piel en clima frío!

Las temperaturas bajas, exigen un mayor cuidado ya que tu piel se reseca con más facilidad y puede volverse escamosa. El rostro y las manos son una de las partes más sensibles a este tipo de temperaturas pues se encuentran expuestas a los agentes externos.Por esto hoy te traemos unos tips geniales para cuidar tu piel en este clima.

Hidratar tu piel

Los cambios bruscos de temperatura, y exponerla frecuentemente a bajas temperaturas, puede afectar la hidratación de tu piel, permitiendo que se generen irritaciones y/o sequedad.

Usa una crema humectante, antes de aplicarla es recomendable masajear con tus dedos y darte golpecitos en la parte donde vas ha realizar la aplicación, esto para ayudar a fortalecer tus vasos capilares y garantizar una mayor absorción en la piel.

Baños con agua tibia

Son los mejores cuando hace frío, pero te sugerimos que sean baños cortos, debido a que los cambios bruscos de temperatura son desfavorables para la piel y pueden causar que tus vasos sanguíneos se rompan. Por esto una vez tomes la ducha, tápate con la toalla y protégete del ambiente, manteniendo tu cuerpo caliente.

Bloqueador solar

Recuerda que hasta en los días nublados y fríos hay rayos UV penetrando la capa solar que afectan tu piel. Por lo tanto, debes mantenerla hidratada y protegerla con bloqueador solar todos los días.

Evita ciertos alimentos

Como bien sabemos la piel no solo es sensible a los agentes externos si no también a los internos, es decir aquello que ingieres como los alimentos, por lo cual, es recomendable evitar el consumo de café y alcohol en exceso, pues contribuyen a la deshidratación. Reemplaza el consumo de estos, por frutas y verduras y por supuesto el consumo mínimo 3 vasos de agua al día.

Exfolia tu piel

En el clima frío también es importante que ayudes a tu piel a eliminar esas células muertas con una exfoliación una vez a la semana, esto permite una estimulación en la piel produciendo y generando células, haciendo que tu rostro y piel se vean radiantes.

Recuerda cuidar tu piel es cuidar de ti misma.
También te puede interesar: Vitamina c, un aliado para tu piel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra
Ir arriba